María una crep

Disfruta de tu fiesta

No hay nada más empalagoso que un dulce recién hecho, y obviamente ¡yo soy adicto a ellos! Puedo comérmelos a toneladas, pero siempre me quedaría un hueco dentro de mi barriga para un crep de ¡María una crep!

Allá donde vayas, puede que en medio de tu camino se te presente la oportunidad de probar las deliciosas creps hechas por María y su marido. Ya son más de 10 años desde que decidieron cambiar su sitio habitual por una caravana llamada «María una crep», por una mayor libertad.

Desde entonces puedes encontrarte este ideal remolque lleno de encanto y decorado con mucho gusto en fiestas mayores y ferias de toda clase. También puedes contratarlos para celebrar un súper cumpleaños ¡e incluso para un bodorrio! Aunque lo más habitual es encontrarlos en festivales de música o de comida con el Van Van Market ¡todo un puntazo! En este caso es de obligado cumplimiento ponerte a la cola nada más verlos, ¡de veras! Yo te lo ordeno 😉

¡Y cuidado! Ten en cuenta que con echarle un vistazo a la carta un momento antes de pedir es suficiente, sino entrarás en una espiral de creps; chocolates, siropes, nueces, flambeados, quesos… (y así podría pasarme todo el artículo) Lo digo por experiencia, el día que descubrí Maria una crep creo que cambié de elección mínimo 8 veces mientras esperaba llegar al principio de la caravana. ¡Además si descubres una nueva combinación que te interese, díselo y hecha!

Rapidez, calidad, y el precio ¡maravilloso! Así que si algún día te pierdes por la costa de Barcelona y avistas una caravana llena de lucecitas y colorines ¡vuela a por una crep!

Valora y escribe tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *